Maria de Dios/ junio 25, 2020/ AIKE NEWS, MOCIONES/ 0 comentarios

AIKE PROPONE RECONVERTIR LA ESTACIÓN DE AUTOBUSES VACÍA EN UN CENTRO DE TELETRABAJO, Y OFRECER LOCALES PARA COMERCIANTES DE PRODUCTO LOCAL

El Grupo Municipalista Aike- A Guadalajara hay que quererla- ya llevaba en su programa la intención de reutilizar los edificios públicos que se han ido abandonando en los últimos año, por lo que plantean implementar una central de teletrabajo en la planta alta de la estación de Autobuses, cediendo también los locales de planta baja para comerciantes y colectivos de producto local o kilómetro cero, apostando por revitar el tejido social a través de la economía circular.

Guadalajara, 16 de junio de 2020.- Jorge Riendas, concejal por Aike en el Ayuntamiento de Guadalajara, ha expresado que en el mes de marzo ya planteaban, antes de decretarse el estado de alarma y entrar de lleno en la crisis sanitaria del COVID-19, esta moción respecto del teletrabajo “una medida que beneficiaría a la ciudadanía, a las empresas, al producto local y al medio ambiente. Es necesario dotar a nuestra ciudad de los mejores recursos para afrontar este gran reto que supone adaptar los estándares tradicionales del trabajo presencial a la incipiente normalización del trabajo a distancia apoyado por las nuevas tecnologías, por ser más eficaz y rentable para el personal y para la empresa, y por ser también más respetuoso con nuestro medio ambiente y garante del derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar” comentaba el edil mientras explicaba como la moción fue retirada en el mes de marzo por la declaración del estado de alarma y la necesidad de unión de los 25 concejales, “remando en la misma dirección” para afrontar la crisis sanitaria.

El portavoz del grupo municipal Aike ha expresado que “estos meses de confinamiento por la pandemia del Covid-19, nos han permitido valorar aún más la eficiencia del teletrabajo, situación a la que nos hemos tenido que adaptar de la noche a la mañana: ahorrando tiempos en los desplazamientos, descubriendo la versatilidad que se obtiene en los descansos durante la jornada, reduciendo consumos y gastos en transporte y manutención, estableciendo compromisos de productividad entre el personal y la empresa basados en jornadas razonables, y percibiendo la satisfacción de las empleadas y empleados a través del fortalecimiento de sus relaciones con la empresa”.

Según el edil “todas las personas hemos podido observar el impacto que ha tenido el trabajo a distancia en el medio ambiente en estos meses de confinamiento, con el menor gasto de combustibles fósiles y los beneficios para las personas y familias que se ahorran dos horas de atascos al día. Volvemos a traer una propuesta innovadora, que facilite a la ciudadanía unas condiciones tecnológicas y un espacio físico que es necesario para poder desarrollar el trabajo a distancia, con el fin de ofrecer la posibilidad de que se pueda teletrabajar desde centros públicos”. En Aike creen que sería tan sencillo como llegar a acuerdos con las empresas para facilitar la disposición de estos espacios para sus trabajadores, reduciendo sus desplazamientos y potenciando una economía más responsable con los recursos, con el medio ambiente y con las propias personas.

“La Estación de Autobuses es uno de los casos más evidentes de la infrautilización de espacios públicos y de la dejadez en cuanto al mantenimiento de los edificios de titularidad pública que no tienen uso en Guadalajara. Es el punto de salida y llegada de más de un millón de personas a lo largo del año, un espacio largamente descuidado –la compañía ALSA ha cuantificado los viajeros que la utilizaron en 2018 en 1.158.000 personas-, y en el que en las últimas legislaturas no se han realizado las tareas de mantenimiento y rehabilitación más mínimas”, expone Riendas.

El grupo municipalista plantea la reutilización de la planta alta del edificio para crear puestos de trabajo a distancia, equipándolo con los medios tecnológicos necesarios: salas de tele-conferencias y videoreuniones, registros biométricos y/o digitales de entrada y salida, cámaras internas en las zonas de trabajo, wifi cifrado de seguridad y redes fiables para que teletrabajadoras y teletrabajadores se conecten a las intranets empresariales sin riesgos… Un centro piloto donde la administración local trabaje en colaboración con las empresas, estableciendo acuerdos y convenios con ellas, y adaptado a las nuevas medidas de seguridad que la COVID19 nos ha hecho tomar.

Esta es una propuesta que aunaría criterios medioambientales, laborales y económicos, “por un lado reducimos los desplazamientos de nuestras vecinos – y por tanto las emisiones de CO2 mejorando el aire que respiramos, y por otro se reducen los gastos en viajes y se optimiza el tiempo que no se pierde en el transporte. Pero sobre todo, esta propuesta favorece la conciliación laboral y
familiar” apunta el concejal. Además y en previsión de que ya está en marcha el proyecto del Campus Universitario de la Universidad de Alcalá e incluso el traslado de la Estación de Bomberos a su nueva ubicación, desde Aike proponen también la dinamización de los quince espacios comerciales situados en la planta baja del edificio.

Plantean la cesión y/o alquiler de esos locales para empresas, asociaciones, entidades sin ánimo de lucro, colectivos, nuevos emprendedores, pequeños productores y artesanos que desarrollen su actividad en la ciudad de Guadalajara. “Es posible crear un mercado social que genere nuevas iniciativas económicas y proyectos que completen y complementen la actividad y tráfico que ya genera la Estación de Autobuses con sus más 100.000 viajeros anuales. Queremos apostar por un proyecto de economía circular a la altura de nuestra Ciudad, centrada en el bien común y basada en el consumo responsable.”

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*